ARTÍCULOS - Dr. Jalil
373
page-template,page-template-full_width,page-template-full_width-php,page,page-id-373,ajax_fade,page_not_loaded,,vertical_menu_enabled,qode-title-hidden,qode_grid_1300,side_area_uncovered_from_content,qode-theme-ver-10.0,wpb-js-composer js-comp-ver-4.12,vc_responsive

Artículos

Especialidades Oftalmologicas, causas y tratamientos.

¿Dónde opera el Dr. Jalil?

El Dr. Jalil opera cirugía refractiva láser en:

IOPA Leones.

Av. Los Leones 391, Providencia, Santiago, Chile

Teléfono: 2876 0900

www.iopa.cl

 

Instituto de Prevención de la Ceguera (IPC)

Dirección: Av. Salvador 943, Providencia (METRO Salvador)

Teléfono: 25941400

www.iprevencion.cl

¿Cómo actua la PIO en el Glaucoma?
  • El aumento de la PIO en forma progresiva ejerce un efecto de compresión sobre el NO.
  • Como consecuencia se daña el NO
  • Se pierde Campo Visual en forma irreversible
  • Llegando finalmente a la ceguera
Semana del Glaucoma

La semana del 9 al 15 de marzo se realizó la semana mundial de glaucoma, el Dr. Emilio Jalil colaboró con la campaña de detección de glaucoma en la municipalidad de la Florida el Jueves 12 de Marzo a cargo de la Sociedad Chilena de Glaucoma, además realizó charlas para pacientes en el INSTITUTO DE PREVENCION DE CEGUERA y en el HOSPITAL MILITAR.

Riesgos de la Cirugía refractiva

NI EL CIRUJANO MAS EXPERTO PUEDE GARANTIZARLE EL 100 % DE ÉXITO DE UNA CIRUGÍA.
El riesgo máximo, como en cualquier cirugía ocular, ES LA PÉRDIDA DEFINITIVA DE
LA VISIÓN DEL OJO OPERADO. Esto es sumamente infrecuente pero no imposible.
Algunas complicaciones,que pueden ocurrir aún en los cirujanos con mayor experiencia en los
mejores centros del mundo, obligan a nuevas cirugías para intentar corregirlas.
En ciertas complicaciones, muy poco frecuentes, Ud. puede quedar con una visión peor de la
que tenía antes de operarse.
Al ser una cirugía relativamente reciente no se conocen sus efectos a largo plazo(mas10 años)
Para informarlo en forma clara y que Usted pueda tomar una decisión con el conocimiento
necesario, le brindamos un LISTADO PARCIAL de complicaciones posibles:
a) La tapita (flap) de córnea es cortada por la “afeitadora automática”(microquerátomo) con
su superficie irregular o se perfora. Puede provocar una disminución de visión por astig-
matismo irregular. Ocurre aproximadamente en 3 casos de cada 1.000 operados.
b) La tapita es cortada en forma incompleta por la “afeitadora automática”.
Puede ocurrir en aproximadamente 6 casos de cada 1.000 operados.
Puede ser necesario suspender la cirugía y fijar nueva fecha.
Puede quedar una cicatríz en la córnea que disminuye la visión.
En ciertos casos será necesario una cirugía de transplante de córnea.
c) Desplazamiento de la tapita corneal.
Puede ocurrir incluso meses después de la cirugía.
Es una emergencia que obliga a recolocar la tapita corneal en su lugar.
Puede ocurrir en 1 caso de cada 100 operados.
d) La tapita corneal es cortada totalmente (sin bisagra) por la “afeitadora automática”.
En ciertos casos obliga a suspender la cirugía.
Existe la posibilidad de que se pueda recolocar la tapita o que esto no sea posible.
En algunos casos será necesario colocar puntos en la córnea.
Puede ocurrir aproximadamente en 1 caso cada 1.000 operados.
e) Pliegues en la tapita corneal.
Pueden disminuír la visión.
Obligan a medidas que van desde “el planchado” de la tapita hasta la colocación de
puntos de sutura. Puede ocurrir, aproximadamente en 8 casos de cada 1.000.
f) Crecimiento de células debajo de la tapita corneal.
Pueden provocar disminución de visión.
En ciertos casos es necesario una cirugía de limpieza.
Puede ocurrir en 9 casos de cada 1.000 operados.
g) Lesiones en la superficie de la córnea.
Ocurren en, aproximadamente, 5 de cada 100 operados.
Pueden provocar en el postoperatorio cierto dolor. Es una situación pasajera.
Puede ser necesario usar una lente de contacto hasta que cicatrice.
h) Perforación corneal.
Es una complicación muy seria que puede terminar en la pérdida de la visión del ojo.
La produce la “afeitadora automática” al realizar la tapita corneal.
Es una complicación, excepcional, sumamente remota. Hay muy pocos casos comunicados.
En su vida diaria, Ud.está expuesto a riesgos incluso mas severos con mayor frecuencia.
i) Desplazamiento hacia adelante y afinamiento de la córnea. (Ectasia corneal).
Es una seria complicación que provoca una paulatina disminución de la visión del ojo
operado porque la córnea queda débil, se deforma y se afina. Adopta la forma de un
cono. Disminuye la visión al provocar una miopía y astigmatismo progresivo.
Puede ser necesario realizar un transplante de córnea.
En algunos casos es imposible saber antes de la cirugía qué ojo tiene este riesgo.
Es una complicación de muy baja frecuencia.
j) Tratamiento descentrado.
Ocurre cuando el paciente no mantiene el ojo fijo durante el tiempo que actúa el laser.
El laser, entonces, no trabaja en el centro exacto de la córnea.
Provoca disminución de visión por astigmatismo.
En muchos casos obliga a un retratamiento. (Nueva cirugía).
k) Correcciones en mas o en menos. (Hiper o hipocorrecciones).
En muchos casos son resultados imposibles de preveer antes de la cirugía.
Dependen, entre otros factores, de condiciones particulares de cada paciente en la
cicatrización de la córnea.
Pueden obligar a una nueva cirugía (retratamiento).
l) Molestias frente a la luz. ( Halos y Deslumbramiento).
En casos extremos puede impedir el manejo de vehículos durante la noche pero la
mayoría mejora espontánemente con el tiempo.
m) Peor visión luego de la cirugía a pesar de usar anteojos y /o lentes de contacto respecto
a la visión que se tenía antes usando anteojos y/o lentes de contacto.
En la mayoría de los casos la disminución es muy baja y el paciente está satisfecho
con la visión que tiene sin usar ninguna corrección. Ocurre aproximadamente en 4
de cada 100 operados.
Esa disminución puede ser temporaria o definitiva.
n) Ojo seco.
Sensación de ojos secos, de arenilla o de irritación. Generalmente mejora en pocas
semanas. El paciente debe usar lágrimas artificiales.
ñ) Infección corneal. (Queratitis y Queratitis Lamelar Difusa).
Las infecciones corneales son complicaciones serias que pueden conducir, en casos
extremos, a la pérdida de la visión del ojo operado.
La gran mayoría es resuelta con tratamiento local con antibióticos, puede ser necesa-
rio levantar la tapita corneal y en casos aislados hacer un transplante de córnea.
Ocurren aproximadamente en 1 caso cada 1.000 operados (queratitis) y algo mas
frecuentes las lamelares difusas.
o) Hemorragia en el centro de la retina (Hemorragia macular).
Puede quedar una disminución permanente de la visión.
p) Dificultad y, en ciertos casos, imposibilidad de usar lentes de contacto.
q) Pérdida parcial de la corrección lograda con la cirugía con el transcurso del tiempo.
r) Desprendimiento de Retina.
Obliga a una o mas intervenciones para intentar repararlo.
Es una complicación muy poco frecuente (6 casos cada 10.000 operados).
La mitad de los casos queda con una disminución importante de la visión y, los casos
mas graves pueden terminar en pérdida definitiva de la visión.
autoría del Dr. Roberto Borrone

Riesgos de la cirugia de catarata

No existe ninguna cirugía sin riesgos. Debido al avance de la técnica la cirugía de la ca-
tarata en aproximadamente un 95 % de los casos se dasarrolla sin problemas.
Pero en ciertos casos se producen complicaciones que pueden ser leves. moderadas ó
graves. Pueden ocurrir en cirugías perfectamente realizadas por los cirujanos mas expertos.
La consecuencia mas grave es la PÉRDIDA DEFINITIVA DE LA VISIÓN DEL OJO
OPERADO CON O SIN LA PÉRDIDA DEL OJO. Esto es sumamente infrecuente pero
no es imposible. Todo paciente que se va a operar de catarata debe saber que esta remota
posibilidad existe. (estimativamente 1 cada 15.000 operados de catarata ).
La gran mayoría de las complicaciones pueden ser resueltas ó durante la cirugía ó con nuevas
cirugías y/o con medicación. Puede quedar como consecuencia una recuperación parcial
de la visión. Nadie puede garantizarle una cirugía exitosa.

Para informarlo en forma clara y que Usted pueda tomar una decisión con el conocimiento
necesario le brindamos un LISTADO PARCIAL pero con las complicaciones mas graves y/o
las mas frecuentes:

A) INFECCIÓN DENTRO DEL OJO (endoftalmitis infecciosa) ocurren 7 casos cada 10.000.
En prácticamente todos los casos el germen que la causa está en los tejidos vecinos al ojo
del propio paciente. Es sumamente grave y puede terminar con la pérdida definitiva de la
visión e incluso del ojo. Es fundamental el diagnóstico precoz. Usted debe consultar inme-
diatamente si en el postoperatorio siente dolor, si nota disminución de la visión, si los
párpados están inflamados o el ojo muy rojo.
Aún con las mas estrictas medidas de seguridad (asepsia), puede ocurrir una infección ocu-
lar. Es una complicación imposible de prevenir totalmente.
B) EXTRACCIÓN PARCIAL DE LA CATARATA. (Entre 3 y 10 casos cada 1.000)
Durante la cirugía puede ocurrir que parte de la catarata se desplace a la parte posterior del
ojo. De acuerdo a cada caso el cirujano podrá intentar extraer el o los fragmentos ó disponer
una segunda cirugía. También el cirujano decidirá si coloca o no la lente artificial.
C) PÉRDIDA DE TRANSPARENCIA DE LA CÓRNEA.
La córnea es el tejido transparente en la parte anterior del ojo. Es el parabrisas del ojo.
Pierde transparencia porque se llena de líquido (edema). Ocurre en 4 de cada 1000 cirugías
no complicadas. Los casos mas graves obligan a una cirugía de transplante de córnea.
D) DISMINUCIÓN DE VISIÓN POR LÍQUIDO EN EL CENTRO DE LA RETINA.
(EDEMA DE MÁCULA)
La retina es la membrana sensible que tapiza el interior del ojo y envía las imágenes al
cerebro. El paciente sufre una disminución de visión. Ocurre en menos de 1 caso cada 100.
El 90 % recupera la visión con el tiempo, medicación y en ciertos casos con cirugía.
E) DESPRENDIMIENTO DE RETINA.
Los miopes tiene mas riesgo de padecerlo. Ocurre en menos de 1 caso cada 200.
Obliga a una o mas cirugías. Es posible, aunque muy poco frecuente, la pérdida definitiva
de la visión.
F) DISMINUCÓN DE VISIÓN POR PÉRDIDA DE TRANSPARENCIA DE LA
MEMBRANA EN LA QUE SE APOYA LA LENTE ARTIFICIAL.
Esta membrana se llama cápsula posterior. Durante los 5 años posteriores a la cirugía
hasta un 25 % de operados necesitan una aplicación de laser para cortar esa membrana
cuando se hace opaca. Entre otros, los riesgos del laser son: aumento de la presión ocular,
desprendimiento de retina, marcas en la lente artificial, etc.
G) HEMORRAGIA DENTRO DEL OJO. (HEMORRAGIA EXPULSIVA)
Es una complicación sumamente remota. Cuando ocurre en general lleva a la pérdida
definitiva de la visión. Sólo en casos excepcionales se puede preveer.
H) AUMENTO DE LA PRESIÓN OCULAR. (GLAUCOMA).
Esta situación puede necesitar medicación (gotas) de por vida y en casos aislados, cirugía.
Es sumamente infrecuente, aunque posible, que el paciente pierda la visión del ojo.
I) OTRAS COMPLICACIONES:
NECESIDAD DE REEMPLAZAR LA LENTE ARTIFICIAL POR OTRA DEBIDO
A UN RESULTADO ÓPTICO NO SATISFACTORIO.
DESPLAZAMIENTO DE LA LENTE ARTIFICIAL. Puede necesitar cirugía.
VISIÓN DOBLE (DIPLOPIA): Puede necesitar cirugía.
PERFORACIÓN DEL GLOBO OCULAR DURANTE LA INYECCIÓN ANESTÉSICA.
FILTRACIÓN DE LA HERIDA. (Se colocará un punto de sutura en quirófano).
PUPILA DESPLAZADA Y/O DEFORMADA. REFLEJOS EN LA PUPILA.
INFLAMACIÓN CRONICA DEL OJO. (Necesita medicación y, a veces, cirugía con
extracción de la lente artificial) AUMENTO EN LA SENSIBILIDAD A LA LUZ.
HALOS. IMÁGENES FANTASMA. “MOSCAS VOLANTES”.
autoría del Dr. Roberto Borrone

Riesgos y complicaciones de la cirugía de glaucoma

Debemos diferenciar riesgos y complicaciones del resultado final. Tambien debemos diferenciar la pérdida de la visión generada por el glaucoma que inevitablemente se produciría en ciertos casos si no se operan, de la pérdida visual provocada por complicaciones propias de la cirugía.
En la gran mayoría de los glaucomas el éxito con la primer intervención se logra en, aproximadamente el 75% de los casos (presión postoperatoria controlada sin necesidad de medicación) dentro de los primeros 3 años posteriores a la cirugía esta cifra es menor en cierto tipo de glaucomas (congénitos, neovasculares del diabético y las trombosis, traumáticos,etc). Es importante destacar que con el transcurrir del tiempo en algunos casos inicialmente exitosos la cirugía pierde parcial ó totalmente su efecto, pudiendo ser necesaria una nueva intervención quirúrgica.

UN CONCEPTO IMPORTANTE: NO EXISTE NUNGUNA CIRUGÍA SIN RIESGOS.
En ciertos casos se producen complicaciones que pueden ser leves, moderadas o graves. Pueden ocurrir en cirugías perfectamente realizadas por los cirujanos más expertos.
El riesgo más grave, como en toda cirugía ocular, es la PÉRDIDA DEFINITIVA DE LA VISIÓN DEL OJO OPERADO. Esto es infrecuente pero no es imposible. En el caso particular del glaucoma, este riesgo depende del tipo de glaucoma y del estadío evolutivo en que se encuentre, ademas de las complicaciones propias de la cirugía. Por ejemplo: toda cirugía ocular tiene un riesgo compartido: la infección intraocular ó endoftalmitis infecciosa.
Muchas complicaciones pueden ser resueltas ó durante la cirugía ó con nuevas cirugías y/o con medicación. Puede quedar como consecuencia un deterioro definitivo de la visión. Nadie puede garantizarle una cirugía exitosa.
Para informarlo en forma clara y que usted pueda tomar una decisión con el conocimiento necesario le brindamos un LISTADO PARCIAL pero con las complicaciones más graves y/o las más frecuentes:

a) FRACASO DEL DRENAJE DEL HUMOR ACUOSO. (presión no controlada)
Puede ser por obstrucción interna de la vía creada en la cirugía ó por
un exceso de cicatrización que bloquea la ampolla de filtración creada
en la superficie del ojo (11 al 13% de los pacientes operados).
Pueden ser necesario complementar la cirugía liberando la barrera cicatrizal
y/ó realizar inyecciones en la superficie del ojo ó aplicar impactos de láser.
Ciertos casos requieren una nueva cirugía.

b) HEMORRAGIA INTRAOCULAR.
Puede ocurrir tanto en la parte anterior del ojo- 5 al 10%- (hipema) como en
la parte posterior (hemorragia supracoroidea).
En general se resuelven espontáneamente ó con medicación pero
ciertos casos pueden requerir una nueva cirugía para drenar la sangre.

C) AUMENTO AGUDO DE LA PRESIÓN OCULAR.
Puede ocurrir tanto en la cirugías filtrantes como luego de una iridotomía
con láser –orificio en el iris creado con el láser-.
Ciertos casos postquirúrgicos requieren una nueva cirugía
(“Glaucoma maligno”)

D) PRESIÓN OCULAR MUY BAJA.
Dependiendo de la causa, se podrá resolver con medicación ó eventualmente
requerir una nueva cirugía.
Puede generar un problema en la parte central de la retina con un deterioro
importante de la visión (maculopatía hipotónica).

E) INFECCIÓN DENTRO DEL OJO (endoftalmitis infecciosa): 1 caso cada 600.
Una caraterística en el glaucoma es que la infección no sólo puede ocurrir en el
postoperatorio inmediato, sino tambien, varios años después de la cirugía al
infectarse la ampolla de filtración.
En prácticamente todos los casos el germen que la causa está en los tejidos vecinos al ojo del propio paciente. Es sumamente grave y puede terminar con la pérdida definitiva de la visión e inclusive del ojo. Es fundamental el diagnóstico precoz. Usted debe consultar inmediatamente si en el postoperatorio siente dolor, si nota disminución de la visión, si los párpados están inflamados, el ojo está muy rojo ó con secreción.
Aún con las más estrictas medidas de seguridad (asepsia), puede ocurrir una infección ocular. Es una complicación imposible de prevenir totalmente.

F) HEMORRAGIA EXPULSIVA.
Es una complicación sumamente remota. Se trata de la expulsión del contenido ocular generado por una hemorragia masiva intraocular.
Cuando ocurre en general lleva a la pérdida definitiva de la visión y es imposible de preveer.

G) COMPLICACIONES DE LA ANESTESIA LOCAL:
Se trata de complicaciones muy infrecuentes:
Perforación del globo ocular (riesgode pèrdida de la visión por desprendimiento
de retina)
Lesión del Nervio óptico (riesgo de pérdida de la visión).
Compromiso de la circulación de la retina. (Riesgo de pérdida de la visión).
Descenso del párpado superior (Ptosis).
Depresión respiratoria con riesgo de muerte.

H) CATARATA.
Dos posibilidades:
1) Entre el 70 y el 80% de los pacientes operados de glaucoma sufren en el
postoperatorio alejado un deterioro de la visión por el desarrollo de una
catarata. (Según estadísticas con 5 años de seguimiento postoperatorio).
2) Empeoramiento de una catarata previa a la cirugía del glaucoma,

I) ATROFIA DEL GLOBO OCULAR (PTISIS BULBI).

Se la ha descripto fundamentalmente en las técnicas de destrucción del
sitio de formación del humor acuoso (Ciclodestrucción) con un frecuencia del
3 a 7% , pero puede ser la secuela final de una infección intraocular.
El ojo no tiene visión y tiene su tamaño muy reducido.

J) OTRAS COMPLICACIONES:

Inflamación crónica del ojo.
Ampolla de filtración de gran tamaño generando molestia al parpadear.
Visión doble (diplopía): puede necesitar cirugía.
Pupila desplazada y/o deformada.
autoría del Dr. Roberto Borrone

¿Qué se espera con la cirugía de glaucoma?

Que se espera conseguir con la cirugía del GLAUCOMA?
Lo que se espera conseguir es preservar la visión al controlar a valores
seguros la presión ocular. No existe una cifra mágica de valor de presión ocular segura para todos los pacientes. En cada paciente una presión ocular adecuada es aquélla que impide el progreso de la muerte de las fibras del nervio óptico.
Aún con una cirugía perfecta, la presión puede no descender a niveles seguros ó
descender y luego descompensarse. Existen factores que el cirujano no puede
controlar totalmente, por ejemplo, la cicatrización postoperatoria que puede
obstruir la vía de salida del humor acuoso creada en la cirugía.
Nadie le puede garantizar que no va a necesitar usar medicación (gotas) luego de la cirugía para controlar la presión ocular.

Capsulotomía Yag Laser

Algunas veces meses o años después de ser operado de catarata se opacifica la cápsula posterior del cristalino (lugar donde se deposita el lente intraocular) y hay que limpiar ésta opacidad con un tratamiento de YAG LASER.

Gonioscopia

la gonioscopia es indispensable en el diagnóstico y manejo de todas las formas de glaucoma y es parte integral del examen del globo ocular.
Un componente esencial de la gonioscopia es determinar si el contacto iridotrabecular está presente o ausente. Si hay contacto hay que juzgar si es aposicional o sinequial.